El centro de esports más grande de Europa volvió a abrir sus puertas al público el pasado viernes 3, sábado 4 y domingo 5 de junio en la ciudad condal con una acogida que superó las 400 personas a lo largo de todo el fin de semana. Para celebrarlo, el Barcelona International Gaming Center (Big C) creó el Poblenou Gaming Fest, que se ha convertido en el primer festival de deportes y videojuego de España. 

Sus más de 2.000 metros cuadrados, completamente renovados después de varios meses de intensas reformas, se utilizarán para posicionarse como el ejemplo de centro deportivo “phygital”, donde se combina el videojuego, la realidad virtual y el deporte. Mediante el uso de herramientas de tecnología avanzada como el VR (realidad virtual), el metaverso, los videojuegos tradicionales y disciplinas deportivas como el fitness y el boxeo, el Big C pretende crear un centro donde los usuarios puedan jugar, entrenar, socializar y divertirse. 

Entre las principales novedades, se presentó un nuevo espacio dedicado única y exclusivamente a las consolas (desde las primeras que aparecieron en el mercado hasta las últimas, como la Playstation 5 o la Nintendo Switch), una sala dedicada al metaverso, un espacio de fitness y boxeo, un ring con simulación de realidad aumentada y la presentación de Multi-Ball, una plataforma disruptiva de juegos y deportes de realidad mixta creada para la interacción entre la actividad física y los juegos digitales. 

El Poblenou Gaming Fest, que fue totalmente abierto al público y con entrada gratuita, contó con actividades varias como una exposición de las últimas tecnologías del metaverso, concursos de Kpop y cosplay, realidad virtual, torneos de Rocket League, FIFA y un espacio Nintendo, un Meet and Greet con los jugadores del FC Barcelona Esports y demostraciones profesionales y talleres de iniciación a artes marciales como el taekwondo y de boxeo. De hecho, la semana pasada se celebró una Batalla de Gallos de Red Bull con una gran acogida por parte del público que llenó el ring de boxeo para presenciar el espectáculo.

Ser la sede de distintas competiciones continuará siendo algo muy propio del Barcelona International Gaming Center. Dentro del Poblenou Gaming Fest, el Big C fué la sede de las semifinales y la gran final de la Lliga Catalana Llop de Valorant, organizadas por Òmnium Cultural, que tuvieron lugar en el estadio los días 4 y 5 de junio de 16h a 20h y se pudieron ver abonando una entrada de 15€ por persona, en la que se incluyó comida, bebida y postres para los dos días.